La Paz es el Futuro

La Iglesia Ortodoxa rusa en el evento “La Paz es el Futuro: Religiones y culturas en diálogo a 100 años de la 1era Guerra Mundial”

El 9 de septiembre de 2014 tuvo lugar en La Habana Vieja el simposio y el servicio de oración en común “La Paz es el Futuro”, organizado por la Comunidad de Sant´Egidio (Iglesia Católica-Romana) que tiene su sede en la Plaza de Belén del centro histórico de la capital cubana.

En el evento, dedicado a conmemorar el centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial, tomaron parte creyentes de diversas religiones y denominaciones cristianas radicadas en Cuba. Junto con ellos, participaron el sacerdote P. Dimitri Orekhov y una representación del laicado de la habanera parroquia del Icono de Kazán de Nuestra Señora Theotokos y Siempre Virgen María, de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Las sesiones del simposio se caracterizaron por la apertura a escuchar las palabras de quienes practican diferentes manifestaciones religiosas, así como los testimonios de jóvenes que –en el espíritu del Evangelio de Jesús- sirven en sus comunidades a las personas más necesitadas, llevando el amor y el respeto por la vida humana a quienes suelen estar privados de recursos materiales y del cariño de sus familias.

También hubo momentos para el buen arte musical, dándonos la oportunidad de escuchar varias piezas de música de cámara, ejecutadas por artistas de la Comunidad de Sant´Egidio.

El servicio cristiano de oración en común, que tuvo lugar en la Iglesia del Espíritu Santo, también estuvo animado por el coro de la Comunidad de Sant´Eligio, así como por el coro Shalom, de la Iglesia Metodista. Sacerdotes cristianos dirigieron sus prédicas a quienes asistían al culto; el P. Dimitri Orekhov en su homilía recordó las causas de la que llaman la Guerra Grande y Olvidada, entre las cuales está el desdén por los valores que nos enseña el Evangelio. La oración en común estuvo centrada en las Bienaventuranzas que nos regaló Nuestro Señor Jesús Cristo, en especial en aquella dirigida a “Quienes trabajan por la Paz”.

La presencia de la experiencia espiritual de la Iglesia Ortodoxa Rusa junto con otras expresiones de la fe en Cristo avivó entre el público –muy diverso- del evento la memoria de quienes cayeron en los dos grandes conflictos globales, así como en las no menos sangrientas y crueles contiendas civiles del pasado siglo. El padre Dimitri también aprovechó el momento de oración para agradecer a quienes organizaron el evento y orar por quienes trabajan por la paz en diversas partes del mundo. El sacerdote ortodoxo se refirió también a la necesidad actual de mantener firme la voluntad cristiana de la paz, en un momento histórico cuando las guerras siguen trayendo desgracias a hogares –con independencia de la fe de las víctimas- en países como Ucrania, Siria, Palestina, Iraq y Afganistán.

La Habana Vieja 09.09.2014

La Habana Vieja 09.09.2014

El evento –en el que también participaron representantes gubernamentales y el cuerpo diplomático acreditado en Cuba- terminó con un concierto en la Plaza de Belén.

Опубликовать в Facebook
Опубликовать в Google Plus
Опубликовать в LiveJournal
Опубликовать в Мой Мир
Опубликовать в Одноклассники
Опубликовать в Яндекс
Esta entrada fue publicada en Noticias. Marcar el permalink.

Comments are closed.